Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

República y democracia

lunes, 19 de junio de 2017

Un mito sagrado
La idea de la democracia como el único sistema legítimo de gobierno no es eterna, ni siquiera antigua. Cualquier aficionado a leer historia sabe que la monarquía ha siso, por lejos, el sistema de gobierno más estable entre todos los que han existido, las repúblicas y democracias han sido más bien rarezas en la historia, paréntesis.

La actual idealización de la democracia, hasta el  fetiche o mito sagrado en que se ha convertido hoy, parten del horror provocado por dos sistemas totalitarios muy recientes: el comunismo de principios del Siglo XX y el fascismo de la década de los treintas. Ambos están en vía de desaparición, pero las ideas nunca mueren realmente: se desacreditan, pasan de moda, pero quedan en hibernación esperando que algún revisionista las resucite.

El fetiche de la democracia fue definido por Churchill en su frase "es el peor sistema que existe, a excepción de todos los demás", se entiende en el contexto que eran años de lucha contra el totalitarismo comunista, que tenía a lo menos un tercio del mundo bajo su dominio y avanzando, había que oponerle algo cin fuerza y ese algo era el sistema democrático.

El problema es que hoy prácticamente todos los gobiernos del mundo se dicen democráticos y a su manera lo son, hasta Cuba, Venezuela y Corea del Norte alardean de ser las reales democracias, y aunque pocos les creen, tienen argumentos para sostener esas afirmaciones: todos hacen elecciones, otra cosa es que son de partido único y cuan limpias, pero el la forma, todas son democracias.

Un poco de historia, la democracia antigua
Hasta donde yo se, las primeras noticias de la democracia formal vienen de las antiguas ciudades-estado en Grecia y sacándole todos los adornos democracia es asambleismo, es decir cuando en una comunidad mandan las mayorías. La democracia jamás ha sido completa, porque sería un caos. Hasta el día de hoy los dementes ni los niños pueden votar, en los buenos viejos tiempos tampoco las mujeres ni los analfabetos, pero en fin, todo cambia y no siempre es para mejor.

Porque la democracia, como asambleísmo tiene varios problemas obvios que hacen imposible su aplicación práctica, por ejemplo una democracia donde la mayoría es estúpida o ignorante se puede suicidar, eso es algo que ha pasado siempre y lo podemos ver hoy en países como Cuba, Venezuela o Bolivia, por dar solo tres ejemplos. Griegos y romanos, que pasaron por casi todos los sistemas, trataron de mitigar los problemas del asambleísmo democrático inventando la república, que intenta contrapesar los desatinos y caprichos pasajeros de la muchedumbre.

Los monarcas absolutos
Antes de estos estrafalarios experimentos la cosa era más sencilla, mandaba un rey que llegaba al poder normalmente por medio de la fuerza y se entronizaba apelando al derecho divino, o sea su autoridad provenía de Dios y era heredable a sus hijos. Este sistema es el absolutismo y aunque también tuvo sus problemas -basta leer a Shakespeare- resultó mucho más estable y resilente, pese a que hoy el absolutismo está muy de capa caída y normalmente se disfraza de democracia, como en los casos que mencioné más arriba.

Que es una república
La república trató de resolver uno de los problemas más espinudos que es la eterna lucha entre los pobres, que tratan de arrebatar los bienes de los ricos y los ricos, que luchan por conservar y acrecentar su fortuna. La primera república en siracusa fue un completo desastre, pero como la idea parecía atractiva, los romanos también trataron de implementarla logrando unos pocos gobiernos republicanos seguidos.

La república se define en oposición a la monarquíao cualquier otro tipo de gobierno absoluto en que el gobernante upremo no es libre de hacer lo que se le antoje, sino que está sujeto a la ley, en particular a la ley de leyes que es la constitución. Un monarca absoluto no está atado a las leyes, un gobernante republicano si lo está, al menos en teoría.

Claro que eso era en teoría, porque la república devino con gran rapidez en absolutismo, Julio César, tal vez el más brillante de los gobernantes romanos llegó al poder mediante la demagogia y compra descarada de votos siendo tribuno de la plebe, cuando se sintió con fuerza suficiente se proclamó emperador, años después murió asesinado, pero eso no trajo de vuelta a la república, al contrario.

Restricciones de la república
La República Romana imponía una serie de restricciones, la primera y más importante era que el mandatario jamás podía cambiar la constitución, bajo ninguna circunstancia y la razón es muy simple de entender: como la constitución está por encima de él la mayoría trata de cambiarla para su beneficio. Casi todos los mandatarios que cambian la constitución lo hacen para provecho propio y de su grupo actuando de manera deshonesta.

La república también admitía dictadores para los estados en que la nación se encontraba en peligro externo (guerra) o interno (sedición absolutista), el dictador -en estado de excepción- no estaba sujeto a ninguno de los frenos legales del gobernante en tiempos normales, podía gobernar por decretos, etc. pero si estaba sujeto a la constitución y lo que decían las leyes sobre sus atribuciones, la principal limitación era que la dictadura debía ser breve, en ningún caso más de seis meses.

República y democracia hoy
Existen toneladas de retórica hueca, que viene de las burocracias internacionales y el establishment político que han redefinido y adornado los conceptos de democracia y república, pero en la práctica democracia es asambleísmo y república el imperio de la ley, que se ajusta en asambleas, es decir, de acuerdo a mayorías accidentales. Lenin, Mussolini, Hitler y muchos más entendieron la debilidad fundamental del sistema y le sacaron provecho para transformar repúblicas en absolutismos. Políticos de todos los colores y sus burócratas han aprovechado estos absolutismos despiadados para instalar su fetiche por la democracia.

En la práctica la democracia hoy es basada en el sistema político que surgió de la Revolución de los Estados Unidos y se resume en un complejo equilibrio de poderes que -al día de hoy- parece estar derrumbándose en todo el mundo. Nunca antes existió tanta apatía por participar en elecciones pudiendo hacerlo, porque al final la democracia moderna se ha descompuesto de manera parecida a lo que pasó a la república romana.

Nada nuevo bajo el sol
Eso, todo es ciclo y como están las cosas no es raro que se repita el ciclo que ha ocurrido tantas veces en la historia: las repúblicas son tomadas por la demagogia y le sigue la tiranía, lo esperable es que vengan muchos años de vuelta al absolutismo como ha sido siempre.

Claro que los absolutismos bárbaros no tienen mucha chance, porque tenemos el recuerdo vivo del comunismo y el fascismo, mucho más probable es que tengamos alguna forma de despotismo ilustrado, dirigido por aristocracias con una participación muy limitada de la plebe, tal vez ni sea necesario una revolución para esto, porque la plebe cada día se interesa menos por participar en la cosa pública, cosa que a mi me parece muy bien. Probablemente sea un cambio que se va a implementar solo, por voluntad o falta de interés de la mayoría.

No vayan a votar
Por eso a mi ni me preocupa la alta abstención, al contrario me parece un estupendo signo de los tiempos que muchos jóvenes conn caca y humo en su cabeza no se interesen en votar, es lo mejor que nos puede pasar. Yo los prefiero tirando piedras y haciendo destrozos antes que votando, al final los destrozos se arreglan y las piedras se pueden enfrentar con palos y chorros de agua. Me parece estupendo que no participen en política.

Vayan a votar
Lo que no me parece tan bien, es que haya gente inteligente y preparada que por desilusión, comodidad o cobardía no participe en política. En la elección pasada mucha gente no fue a votar por resentimiento contra Piñera -bueno, aceptemos que Matthei tampoco era una gran candidata- pero esos resentimientos tontos y medio infantiles no deberían tener lugar en la cabeza de gente inteligente. Es verdad que Piñera no es un dechado de virtudes pero hay que elegir entre lo que hay lo que es más viable, la política es el arte de lo posible y votar por sentimientos es la estupidez más grande que uno puede cometer.

26 Comments:

Blogger Javier Bazán Aguirre said...

En la República romana había dos cónsules en vez de un gobernante.

En el libro "El Federalista" había una propuesta de un triunvirato.

Recuerdo haber leído en el diario 'Libertadigital', si es que no equivoco, que defendía la monarquía por las razones que nombras, pues la mayoría de las repúblicas del mundo moderno terminaron mal. Se trata de una monarquía constitucional.

18 de junio de 2017, 21:20

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Hola Javier, hubo toda clase de formas durante los romanos, Julio Cesar estuvo en un triunvirato con Pompeyo y Craso, después creo que compartió con Craso y finalmente quedo solo, todo para él.

Yo creo que son muy erróneas esas ideas de "cual sistema es mejor", los sistemas no son mejores ni peores, esa es una manera muy superficial de verlo instalada por Platon y los que lo siguieron. Los sistemas de gobierno simplemente siguen distintas situaciones y dan respuesta, buena o mala, a necesidades del meomento. Todos los sistemas son buenos para algunos y malos para otros..

18 de junio de 2017, 21:43

 
Blogger EDO said...

Una vez lei en un diario a un tipo que supuestamente viajo al futuro y decia que en el futuro no habrian politicos, ni gobiernos...seriamos gobernados por una computadora central que daria paz, dinero a todos, y no habria pobreza y deigualdad.

Respecto de las monarquias son pocas las que salvan...holanda, suecia, paises escandinavos.....el resto puras basuras...vean la monarquia de luis 16

18 de junio de 2017, 22:32

 
Anonymous Pedro said...

Tomas, Si dices que es parte del ciclo, ya no deberias escribir todo lo malo que hace el gobierno, ya que en la era de la demagogia no puedes pedir peras al Olmo. Es mejor beber y olvidarse del mundo
saluti!

18 de junio de 2017, 23:58

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Cierto Pedro, no hay nada que hacer excepto beber. Pero leer historia es lo más entretenido que existe e identificar lo que está pasando con cosas que pasaron antes un festín

19 de junio de 2017, 01:03

 
Blogger David Alfonso Orellana Fuchs said...

Que buen tema!! Hay en youtube un excelente video, de unos 30 mins. Se llama "America's current predicament", de Chuck Missler. El ciclo de las Naciones. Lo peor que podría pasarle a la humanidad sería un estado global único. El borreguismo generalizado nos está llevando hacia allá.
Saludos cordiales,
D.

19 de junio de 2017, 07:10

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Lo mismo creo yo David, esos sueños de gobierno mundial siempre han sido una porquería totalitaria, ojalá no lleguemos nunca a eso

19 de junio de 2017, 07:22

 
Anonymous Anónimo said...

El problema de la monarquía es con quien empezar en las Américas. Acá, durante la Independencia, un general llamado Belgrano puso el Sol incaico en el centro de la bandera preparando el terreno para ungir a un descendiente de los Incas como primer monarca sudaca . Pero no consiguió quorum - terminaron yendo a Europa a buscar un príncipe italiano desocupado, que quisiera ser Rey del Culis Mundis, pero tampoco lo consiguieron. Al final terminaron con un presidente como todo el mundo.
¿y ahora a quién consagrar? A Cecilia Bolocco? a Maradona? Ulschmidt

19 de junio de 2017, 08:03

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Está fácil: Ulschmidt I monarca de Argentina, Pedro I rey de Bolivia, PpValdivia I gran protector del Perú y yo me sarifico como bienamado y eterno líder en Chile, así nos aseguramos a nosotros mismos, el porvenir de nuestras familias (de ahora en más familias reales) y repartimos con munificiencia la hacienda pública entre nuestros mejores amigos. Reyes de Culis Mundis ¿que mejor?

19 de junio de 2017, 08:23

 
Anonymous Anónimo said...

No se, Tomás. Ser Rey, a esta edad. Hacerle cortar la cabeza a la gente que no te gusta (bueno, algunos se lo merecerían), empezar a envenenar a parientes que puedan conspirar para remplazarte, tener que hacerse cargo de un harén, en fin, no se. Por la Patria podría ser.

19 de junio de 2017, 08:41

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Como decía nuestro divertidísimo ex presidente Arturo Alessandri Palma "no quiero, no puedo, no debo. Bueno ya!"

19 de junio de 2017, 08:53

 
Blogger Jose Cornejo said...

De toda la columna de hoy me quedo con tus dos ultimos parrafos. ACtualmente la mal llamada "juventud" está llena de mierda en la maceta, y es carne de cañón de otros termocéfalos que quieren destruir todo con tal de hacerse con el poder y chantar su version de "democracia".

En cuanto a lo otro, me preocupa de igual modo porque actualmente hemos elegido mal, cometido el mismo error dos veces.

19 de junio de 2017, 09:20

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

En estos tiempos, elegir mal es lo más normal. Tal vez sería mejor si no eligieramos...

19 de junio de 2017, 09:32

 
Blogger Jose Cornejo said...

Ese es el dilema: votar o no votar...

19 de junio de 2017, 10:27

 
Anonymous Wilson said...

Nos perdimos la oportunidad unica de declarar Reina Madre de Chile a la Bachelet del 80 por ciento de apoyo. Con la funcion de hacer fiestas en palacio, liderar exposiciones de arte, concursos de belleza y hacernos nanay televisivo por nuestro muchos dolores.
La politica se la habriamos dejado a un perico(a) electo.

19 de junio de 2017, 10:34

 
Anonymous Anónimo said...

ahora, lo que es el Senado romano, eso de andar discutiendo envueltos en sábanas blancas, adónde habrán puesto las coimas?

19 de junio de 2017, 12:01

 
Blogger Frx said...

Curiosamente leyendo Política de Aristóteles hay una parte donde repasa los distintos tipos de gobiernos, concluyendo que lo mejor es la monarquía y lo peor la democracia, aún cuando ésta fuese la menos mala de las formas degeneradas de gobierno (donde la peor sería la tiranía). También es curioso que muchas de sus críticas a constituciones y sistemas de gobiernos explican incluso problemas actuales.

Otra cosa ¿se han fijado que el cambio de tipo de gobierno siempre se ha planteado porque el último gobernante lo ha hecho excepcionalmente mal y no por el sistema en sí?

19 de junio de 2017, 13:46

 
Blogger Ulschmidt said...

Es que la gente va por lo concreto, Frx. Como dijo un noble francés "morir por la democracia es como morir por el sistema métrico decimal" y como dijo madame no-me-acuerdo-cuánto "Libertad, cuántos crímenes se cometen en tu nombre!" cuando la llevaban para la guillotina.
Si fuera por la gente, todavía estábamos con Luis XIV. Bastaba con que nos repartiera un poco de pan, o bajara un cacho los impuestos. Pero vienen los revolucionarios, nos convencen de que hay que cambiar todo de golpe, y todos a tomar la Bastilla - o el Palacio de Invierno, o lo que sea. El Hombre Nuevo, como dijo el Che. Culpa de Rosseau, Moliere, Marx, Engels y todos esos atorrantes, la gente cambia de sistema, como si tuviera idea de qué quiere cambiar.

19 de junio de 2017, 18:52

 
Blogger Ulschmidt said...

...dije Moliere? sorry, quise decir Voltaire, otro de los nabos de la revolución francesa. Moliere era ese otro de las uvas verdes y el zorro que saltaba poco.

19 de junio de 2017, 19:03

 
Blogger Frx said...

Y lo más probable es que antes de Luis hayan habido malos reyes, pero a lo mucho a la gente se le habría ocurrido cambiarlos por otros reyes que fuesen mejores en teoría. Lo mismo con los presidentes hoy, pero ya están haciendo más ruido los que quieren una anarquía o una minarquía, lo cual es señal de que poco a poco se está abandonando la perspectiva idealizada de la democracia.

19 de junio de 2017, 20:45

 
Blogger Ulschmidt said...

..hay que convenir que el devenir anglosajón, con sucesivas mejoras arrancadas por los nobles al rey, luego por la burguesía a los lores - lo tuvieron a Cronwell, que fue lo más revolucionario que tuvieron, pero lo revirtieron - revoluciones como la americana, que son una independencia territorial sin cambiar el status quo de los habitantes - los terratenientes siguieron siendo terratenientes, los esclavos siguieron siendo esclavos - es un evolucionismo lento y natural que llega más rápido que las revoluciones a la francesa o a la rusa, con "ingeniería social", una teoría a aplicar que luego no aplica, y varios desastres mayores en el camino. Romper todo y empezar de nuevo fue la propuesta de todos estos tipos y no funcionó. La revolución francesa se redujo a instituciones semejantes a las que los anglosajones alcanzaron sin revolución y la rusa tuvo que revertirse toda.

20 de junio de 2017, 06:59

 
Blogger Enrique Ojeda said...


Estimado Tomás:

Gracias, las muchas gracias por esta entrada. Nunca está demás repasar esos conceptos. A veces damos algunas nociones por tan sabidas, que las dejamos dormitando en el velador para cortejo de nuestro propio letargo. Aquí van algunas consideraciones de cabecera, puesto que es necesario seguir revisando:

Ante todo, la persona.

La democracia es solo una forma de gobierno, y hay que ponerla en el lugar que le corresponde. Lo que debe predominar es nuestra naturaleza humana. El ser humano tiene derechos que emanan de su propia naturaleza, que son anteriores y superiores a cualquier autoridad,
y que jamás deben desconocerse o atropellarse, aún cuando así llegare a aprobarlo una mayoría.

Si la voluntad de una mayoría fuera el criterio supremo para determinar lo que es verdadero y justo, entonces cualquier aberración puede ser válida o cualquier descarrío convertirse en algo cierto por simple consenso.

El consenso no es el origen de la verdad, la verdad es anterior al consenso.

Si en democracia se legisla en contra de la condición humana, obviamente no es culpa de la democracia sino que es consecuencia de que políticos se atribuyen potestad sobre cuestiones que no les corresponde.

No existe forma de gobierno que nos deje inmunes a los desvaríos humanos. Por eso mismo, es tan importante que participemos de alguna manera en los asuntos públicos, que nos esforcemos por ejercer lo mejor de nosotros mismos. Si queremos que triunfe la decencia, la cordura y la responsabilidad, entonces debemos partir por actuar con decencia, cordura y responsabilidad.

Un cordial saludo,

Enrique

P.S: Aprovecho esta ocasión para manifestar mi oposición al aborto, en cualquiera de sus tres causales.

20 de junio de 2017, 11:14

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Enrique, la predominancia de las personas sobre el grupo me parece fudamental, no existe nada más insidioso, falso y manipulado que la idea del "bien común"
https://bradanovic.blogspot.cl/2012/03/ya-se-deberia-haber-cambiado-de-tema.html
Creo que en entorno social existen "verdades sociales" que se establecen solo por consenso, pero más importantes son las verdades personales, las primeras solo son agregados de las segundas, las verdades personales son la base de todo.

Como buen agnostico y relativista yo creo que "verdades" siempre debería escribirse en minúscula, dudo mucho que existan verdades verdaderas, nuestras verdades son a lo más intuiciones. Cualquiera puede estar muy convencido de sus verdades, pero nadie me las puede vender a mi, tengo las mías y no reconozco a nada por encima de eso.

Sobre el aborto yo pienso que no se diferencia en nada de un asesinato, es exactamente la misma cosa a partir de cierto nivel de desarrollo del feto, pero no creo en absoluto en eso de que existe una persona "desde el momento de la concepción" me parece una idea absurda, quien quiera creerlo bien por el pero no es una idea para mi.

Yo creo que una persona existe desde que se desarrolla el sistema nervioso central, antes de eso es lo mismo que un cadaver, la potencialidad me da lo mismo, en potencia yo me habría podido acostar con Sonia Braga en sus mejores años. Pero cada cual con su opinión, en eso no cierro ninguna posibilidad.

20 de junio de 2017, 14:43

 
Blogger Enrique Ojeda said...


Tomas, yo creo en la frase "Nada puede ser y no ser a la vez y en el mismo sentido". Me considero incapaz de estar en desacuerdo con ésta: la encuentro demasiado sólida como para partirla a cabezasos.

Siento que hay algo "físico" en las verdades. Si se hablara de "contextura mental", parece que la mía no puede ir al choque con éstas.

20 de junio de 2017, 18:30

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ah bueno, pero esa es una idea de la física clásica. Funcionaba hasta el Siglo XIX más o menos. A partir del Siglo XX casi todo puede ser y no ser a la vez, y en el mismo sentido. Lo que antes eran grandes certezas hoy son aproximaciones, por la indelicadeza de nuestros sentidos. Todo sugiere que el mundo es de naturaleza cuantica y lo que vemos como sólido y material no tiene ninguna solidez ni materialidad, para nada.
http://escrina.blogspot.cl/2013/02/ilusion-existe-realmente-la-materia-tal.html

20 de junio de 2017, 18:54

 
Blogger Enrique Ojeda said...


Leí el artículo que indica, muy interesante.

Usé la palabra "físico" para explicar que ciertas ideas se me presentan como "sólidas". Habiendo leído ese artículo insisto en la analogía, lo sólido sigue siendo sólido para el tacto.

20 de junio de 2017, 20:21

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas