Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

La celebración del 7 de junio

jueves, 8 de junio de 2017



Ya se que el video está pésimo, otra vez se me olvidó ajustar el ISO a la cámara y me salió todo subexpuesto, una grabación de noche con ajustes para un día de sol brillante, en fin, algún día aprenderé.

Este 7 de junio, cuando se cumplen 127 años del asalto y toma del morro. Como todos los años en Arica celebramos el cumpleaños de la ciudad, en el sentido que es la fecha a partir de la cual dejó de pertenecer al Perú y pasó a dominio chileno. No voy a escribir sobre asuntos históricos porque eso lo he hecho todos los años, ya no me va quedando tema aparte de repetirme, mejor les contaré algo sobre las celebraciones.

Con los años la conmemoración de esta fecha en Arica ha ido perdiendo el carácter chauvinista que tuvo originalmente, este cambio partió más o menos en los años ochenta, cuando los militares que estaban en el gobierno lo que menos querían era una guerra en condiciones de enorme desventaja, así es que moderaron el carácter bélico y a los ultra patriotas.

Recuerdo que en 1969, cuando viví en Arica por primera vez durante un año, la celebración era muy antiperuana. A partir de 1980 más o menos, con los militares en el poder esto cambió y se empezaron a hacer las recordadas "alegorías" en la cima del morro, una teatralización de los combates donde destacaban el heroísmo en ambos bandos. La alegoría que se hacía todos los años era un espectáculo muy bonito de ver, el guión me parece que lo escribía el doctor Hernán Sudi y los soldados del Rancagua actuaban como soldados chilenos y peruanos en trajes de época. Hacia el final había un cierre espectacular con ametralladoras disparando balas trazadoras al aire, supongo que no era muy seguro pero que diablos, eran otros tiempos.

En 1990, cuando se fueron los militares y llegó la banda de ladrones se empezó a dejar fuera al Ejército -de manera paulatina- en las celebraciones, hasta que en cierto punto se terminaron las alegorías y la participación de los soldados del Nº 4 "Rancagua", reemplazándolos por un show en la plaza Vicuña Mackena, que está a los pies del Morro y los fuegos artificiales, una celebración hecha y pagada por la municipalidad, al alcalde le debe hacer maldita gracia financiar el show y casi todos los años es criticado ácidamente por la mala calidad del espectáculo.

Los militares por su parte, se dedican a celebrar internamente, porque el 7 de junio es el "Día de la Infantería" en Chile, que se celebra con una competencia de patrullas de igual estándar que la competencia que hace la OTAN, donde participan representantes de todas las divisiones del país. Leo que este año ganó por segunda vez la III División, con el Destacamento de Montaña Nº8 "Tucapel", se irán a representar a Chile en al "Cambrian Patrol" que se hace en el Reino Unido o en USA, no lo tengo claro, bien por ellos, En la noche por supuesto debe haber una bien regada cena en el Rancagua, al menos así era en los 90 cuando yo pitutiaba en un par de regimientos, espero que se conserve esa gran tradición.

Una de las muchas burradas que han hecho los señores políticos, desde 1990 hasta ahora, ha sido aislar -por miedo- a los militares de toda clase de actividades civiles, solo los llaman cuando están con el agua al cuello en alguna catástrofe, Años atrás había una buena integración cívico militar, en los desfiles cada fin de semana en Arica por ejemplo, todo eso se va perdiendo, cuando empiecen a verse las malas consecuencias de esto va a ser demasiado tarde, hay mucha experiencia histórica en Chile sobre el asunto, es pésima idea aislar a las FFAA.

Bueno, este año me pasó a buscar mi buen amigo el mouse para que fuéramos a ver los fuegos artificiales. Este año no fue la excepción, el show soso y aburrido abrió con el Lagarto Murdock, un cómico callejero ariqueño que llegó a la tele y después desapareció, su número es malo y grosero, lamento decirlo pero necesita con urgencia un buen libretista si no quiere terminar animando cumpleaños. Luego una buena orquesta tropical que salvó un poco el espectáculo (aunque me dió la impresion que tocaban con pista de fondo). Luego un absurdo diaporama proyectado en el costado del Morro, sin ninguna gracia y finalmente los consabidos fuegos artificiales. Muy fome.

Mucho tiempo que no salía a ver una de estas celebraciones públicas, me impresionó la cantidad de flaites, mochileros, seudo hippies, inmigrantes pobres y macheteros de toda clase entre la muchedumbre. No se si me estaré poniendo viejo pero antes no era así, todo tiempo pasado fue mejor hijitos, ñaca ñaca que se me cae la placa ¡traigan mi Corega!

18 Comments:

Anonymous Anónimo said...

No pueh, Arica no era flaite, para nada. Y con el tiempo cada vez se pone peor. La comparación para mi comienza en 1968 cuando fuimos de vacaciones de verano, mi primera vez en Arica. Nada que ver con lo que se ve ahora.
~Lilian~

7 de junio de 2017, 20:33

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Han habido varios cambios Lilian, especialmente estos últimos años: balaceras y asaltos, macheteros por todas partes, etc. el ecosistema está bien alterado, algo pasa.

7 de junio de 2017, 20:41

 
Blogger Leus said...

El flaiterío es un fenómeno reciente. El barrio en el que me crié siempre fue más pobre que clase media (uno o dos automóviles y un par de casas con teléfono, y esto bien entrado en los 80), pero la gente leía, hablaba de política y actualidad, y en general tenía buenas costumbres. Hoy se habla del reality y juegan a las maquinitas, que aparecieron en casi todos los negocios.

7 de junio de 2017, 20:49

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Así me parece también, y se va consolidando tal como los activistas gay, ambientalistas y otras pestes que ha traído el progresismo, es una especie de revolución cultural del progresismo

7 de junio de 2017, 20:52

 
Anonymous Wilson said...

No se si sea tan error que traten de mantener aislados a los militares. Si fuesen gobiernos decentes, si seria un error, pero con los que tenemos quiza sea preferible mantenerlos separados, probablemente juntado indignacion-rabia.

7 de junio de 2017, 21:46

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

A lo que me refiero es que se deberían respetar las formas. Cuando un picante investido de autoridad, temporal y precaria, se da el gustito de hacer "desaires" a las instituciones, efectivamente puede ser útil a la larga por el resentimiento que genera en ellas, pero esas son ventajas de muy corto plazo.. El ideal sería que las instituciones se respeten y se hagan respetar, y que exista una buena integración cívico-militar sin que esto lleve a politizar las FFAA con ladrones (como ha pasado con algunos altos mandos) sino entender que se trata de instituciones permanentes que a todos nos conviene mantener con respeto y descontaminadas

7 de junio de 2017, 22:40

 
Anonymous Anónimo said...

No tenía idea lo de las balaceras! Eso es otra cosa... Que pena mas grande.
~Lilian~

8 de junio de 2017, 00:20

 
Anonymous Anónimo said...

El activismo gay y ambientalismo son señales de que la gente está evolucionando. Esa es mi opinión la cual obviamente es muy distinta a la tuya :)
~Lilian~

8 de junio de 2017, 00:27

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Sin duda! por mi que se vayan a reclamar a su abuela, malditos

8 de junio de 2017, 00:52

 
Anonymous Anónimo said...

Está muy bien que se "des-chauvinice" todo. Paz y amor. Hace décadas que no veo un desfile ni despliegue militar, desde la última guerra cuando menos. Cuando era pibe vi una "retreta del desierto", unas bandas de música militar que se mueven en una plaza mientras tocan, llamándose y respondiendo una a la otra, como patrullas perdidas que se convocan con el clarín. Eso, y algún escuadrón equino en algún espectáculo, y es todo el espectáculo militar que recuerdo. Ulschmidt

8 de junio de 2017, 08:38

 
Blogger Jose Cornejo said...

el 7 de julio lo recuerdo super bien. Tuve que hacer una maqueta de ello en el cole (me gasté unos $100 pesos de la época comprando los materiales y sacrificar unos soldaditos de plástico que compraba en la feria en displays de 10 o 15 por bando) y pasar casi 2 a 3 semanas armandolo para que quedara perfecto. fue una de las mejores del curso y la del colegio y quedó expuesta por una semana... hasta que me la hicieron mierda y cada dia que pasaba se quedaba con menos soldados. cuando me la traje a casa, me quedaron 2 peruanos y 5 chilenos.

Esto de marginar a las FFAA de las fechas históricas lo considero una estupidez y una falta de respeto hacia quienes representan a quienes han "sido de Chile el sostén". aunque les duela a la clase política, de no ser por los militares, este país jamás habria salido del subdesarrollo, seríamos una especie de republica haitiana. Es como excluir a los gringos del Veteran Day, Memorial Day y de los grandes eventos como el Super Bowl.

La relación civico militar no debe nunca quebrarse, de lo contrario solo cosecharán lo que sembraron estos politruchos...

8 de junio de 2017, 09:35

 
Blogger Jose Cornejo said...

Lo otro, la Excercise Cambrian Patrol, se realiza en las tierras medias de Gales, en Reino Unido.

8 de junio de 2017, 09:37

 
Blogger Rolando el furioso said...

jajajaja. Muy buen final de columna Tomás.

8 de junio de 2017, 10:21

 
Blogger Jose Cornejo said...

Corrijo: donde dice 7 de julio debe decir 7 de junio. disculpen el taldazo jajajajaja

8 de junio de 2017, 10:43

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ulschmidt, sobre lo que "debería ser" es un asunto muy personal de preferencias principalmente. A algunos les gustaría que desapareciera el patrioptismo, que todos seamos hermanos bajo la benévola mirada de un presidente del mundo, perfecto y equitativo para todos. Otros preferimos que cada cual se gobierne a si mismo y que seamos muy restrictivos en cuanto a dejar que otros nos manden, en esa manera de pensar están los individualistas, que obligados por la realidad pasan a regionalistas y nacionalistas, desconfiando siempre de cualquier hermano mayor.

Todo orden social es impuesto por la fuerza, la fuerza está en la base de todo estado y si sacamos la poesía de en medio todo estado es por naturaleza represivo. Cuando hablamos de internacionalismo, lo que hacemos es alejar a los que nos subyugan a un nivel superior inalcanzable. El individualismo, regionalismo y patriotismo van en dirección contraria a eso, es decir tener a los represores lo más cerca y a la mano que podamos.

Creo que esa es la esencia del patriotismo: la idea de un autogobierno o lo más cercano a eso posible. Cuando se pierde el patriotismo nos estamos entregando a otros más lejanos y poderosos, con ilusiones como la paz universal y otras chifladoras como las que escribió Einstein, que fue muy buen físico y un ingenuo como niño en política.

8 de junio de 2017, 12:21

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

El chauvinismo es una cosa diferente del patriotismo, se da más intensamente en países que pierden guerras para auto justificarse, o en personas de baja autoestima, como los hinchas de fútbol que son pobres diablos pero se "identifican" con héroes que no tuvieron nada que ver con ellos mismos y desprecia e insultan a los demás.

Hay chauvinismo en Chile y en los demás países, es un sentimiento ridículo de pobres diablos que se visten con ropa ajena. ¿Que tiene que ver un chileno de hoy con otro que peleó en la Guerra del Pacífico? Nada, lo mismo un peruano o un b oliviano, nadie puede vestirse con ropa de los héroes que ya están muertos, a lo más podemos admirarlos.

El chauvinismo es cosa de pobres diablos, muy parecido a los hinchas del fútbol que solo encuentran satisfacción insultando y menoscabando a los de los demás equipòs y presumen por lo que hacen otros (los jugadores en la cancha) como si fuesen méritos propios. Es muy parecido.

8 de junio de 2017, 12:28

 
Blogger Javier Bazán Aguirre said...

Cuando llego la manga de ladrones al poder en los noventa, los intelectuales y políticos de la Concertación decían que los militares estaban aislados de los civiles como si no tuvieran parientes en el ámbito civil. Las FF.AA., eran un compartimento estanco, según ellos.

Lo más divertido tal como lo expones, mientras a nivel copular celebraba reuniones para acercar los políticos a los comandantes en jefe, por ejemplo, un reunión que hubo en España en tiempos de Lagos, si es que no equivoco, al mismo tiempo los han ido marginando de la actividades que tiene un significado histórico.

La mayoría de los chilenos bien nacidos tienen una buena opinión de las FF.AA., salvo los resentido DC/UP con su propaganda y el trofeo de Punta Peuco, donde mantiene el odio.

8 de junio de 2017, 15:19

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Las FFAA en Chile salieron del poder con buena reputación, a diferencia de otros países latinomericanos donde salieron muy desprestigiadas, en particular Argentina, donde han tenido una cadena de liderazgos gorilas, nefastos, partiendo por Peron.

Acá la cosa fue distinta y tienen una base de apoyo bastante amplia que muchos sectores de izquierda han tratado de socavar por décadas sin éxito.

8 de junio de 2017, 15:32

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas