Tomas Bradanovic

Fortuna Favet Fortibus. Filosofía barata, historias, historietas, mecánica, moralejas, chamullos, relatos absurdos, la vida de un vago, cosas de Arica, literatura, música, pornografía, política, física, cocina regional, minas, copete y cosas por el estilo. The awesome, absurd and often bored adventures of our Man of Mistery in Arica, from the trenches, in the Northern Front. Sacar a mil, sacar a mil. Streams of brilliance often springs from boredom. Atendido por su propio dueño, dentre nomás

Educación a la medida... de los profesores

martes, 13 de junio de 2017

Educación para todos
El financiamiento público de la educación no es algo que viene desde siempre sino un asunto de los últimos doscientos años más o menos. Antes que Thomas Jefferson impulsara la idea de las escuelas comunitarias a fines del Siglo XIX, la educación de los hijos era responsabilidad de cada familia, quienes pagaban por ella bien a pequeñas escuelas parroquiales, privadas, religiosas, o a tutores particulares.

Nunca ha sido gratis
La educación gratuita jamás ha existido, excepto en el seno de la propia familia, porque nadie va a gastar su tiempo y esfuerzo enseñando gratis a desconocidos, hay casos de filantropía en África, Haití, India y otros lugares muy pobres, pero siempre han sido marginales. Lo normal es que la educación sea un servicio, un bien económico pagado igual que el jabón, el desodorante, las medicinas o los espectáculos de entretenimiento. Otra cosa es que muchas veces el gobierno paga por ese servicio con plata de los impuestos.

Un problema con los derechos sociales
El problema con los "derechos sociales" que ningún político o filósofo ha logrado responder, es que ningún gobierno puede proveer universalmente las dos necesidades más básicas: la alimentación y la salud. Ambos -que están ligados al derecho a la vida, que se supone el más importante de todos- deben ser provistos por cada cual como mejor puedan. Ningún gobierno en el mundo, en toda la historia, ha sido capaz de garantizar alimentación gratis y medicinas gratis a toda su población. Eso nos dice bastante sobre la ilusión y el engaño que existe detrás de la ideología de los derechos sociales.

Qué es la educación pública
Lo que hoy conocemos como "educación pública", es decir pagada por el gobierno con los impuestos que recauda, ha crecido junto con las ideas bismarkianas, que ganaron popularidad y tuvieron su cumbre en los años 50. De las escuelas comunitarias de Jefferson, se pasó a la instrucción primaria obligatoria (decretada en Chile en 1920, a raíz del "ruido de sables"), mucho después la enseñanza media se hizo también obligatoria (en Chile recién el año 2002) y es cuestión de tiempo para que lleguemos al absurdo máximo de la educación parvularia obligatoria, de hecho algo parecido está en el programa de Sebastian Piñera.

Consecuencias inesperadas
La obligatoriedad de la educación ha traído una serie de consecuencias inesperadas, que pocos han notado. Una consecuencia es el enorme crecimiento del negocio de la educación, porque al ser el gobierno responsable de proveerla a todos con plata de impuestos, pasó a convertirse en una actividad económica gigantesca. De los sesenta mil millones de dólares -más o menos- del presupuesto anual de Chile, la mayor partida se la lleva por lejos el Ministerio de Educación. Todos esos millones -hasta el último peso- llegan a los bolsillos de personas y empresas particulares en lo que es probablemente el mejor negocio que existe en el país. Y esto es independiente de que es estado o privados sean los que proveen el servicio, el negocio es el mismo, solo cambian los beneficiados.

Quienes administran el negocio
Este negocio es administrado por las municipalidades por una parte y por los establecimientos de educación particular subvencionada por otra. Ambos compiten por un enorme botín en el que los particulares subvencionados han ido ganando terreno de manera acelerada desde hace varios años.

La gente ignorante piensa que las municipalidades (que identifican con "el estado" o "lo público") son entidades desinteresadas, filantrópicas y sin fines de lucro, mientras que los particulares subvencionados (que identifican como "privados") son malvados capitalistas que solo buscan aumentar sus ganancias bajando los costos y entregando un servicio miserable. Esa es una total mentira, colocada por los políticos en la mente de los estúpidos, por motivos que veremos más adelante.

En los municipales es donde existe más lucro
Resulta que ambos son negocios muy lucrativos, las corporaciones municipales reparten sus "ganancias" en crear trabajos ficticios para inútiles y en robar, mediante diversas formas de corrupción administrativa. Como no necesitan presentar balances equilibrados -porque el gobierno siempre financiará sus pérdidas- ofrecen además el peor servicio puesto que no tienen ningún incentivo para mejorar. Pero su punto débil es la matrícula, porque compiten con los particulares subvencionados en captar alumnos y todos los que pueden, evitan mandar a sus hijos a escuelas municipales, partiendo por los propios profesores, que prefieren a ojos cerrados los particulares.

Los poderosos grupos de interés
Bueno, eso es algo bien conocido por todos, pero hay un trasfondo mucho peor y es que este lucrativo negocio, creado en torno a un ejercito de beneficiarios que no son precisamente los alumnos. La educación obligatoria ha creado grupos de interés económico enormes y muy poderosos, que son los profesores, directivos, sindicatos y los dueños de los establecimientos. En el caso de los municipales se podría pensar que no tienen dueño, porque el estado no tiene interés de lucro, ese es un tremendo error porque las burocracias administrativas y sindicales son los verdaderos dueños, que reciben y se reparten las ganancias, claro que son mucho más poderosos que los dueños de establecimientos privados. Casi todas las políticas públicas y decisiones de inversión se diseñan para beneficiarlos a ellos.

¿Que justifica que la educación se pague con impuestos?
Cuando comenzó a popularizarse la idea de educación universal, obligatoria y pagada con plata de impuestos, la justificación era que la educación significaba una inversión en capital humano para el país y que al tener a su población educada todos iban a ser más productivos, así, el país con una población más educada tendría un mayor crecimiento económico lo que retornaría la inversión en forma de mayor recaudación de impuestos y personas más contentas.

Correlación no implica causalidad
Si bien es cierto existe correlación entre países ricos y un alto nivel educativo de la población, no existen evidencias que esta relación sea de causa a efecto, muchos estudios plantean que -por el contrario- estos países primero se han enriquecido y como subproducto de eso su población se ha educado. El supuesto que la educación es causa de desarrollo económico no está comprobado y existen abundantes contra ejemplos como Cuba, la URSS y casi todos los países en que existieron socialismos reales, donde el gasto público en educación ha sido enorme y el desarrollo nulo o negativo. Eso es evidencia.

El huevo o la gallina
Pero esta es una discusión tan ociosa como la del huevo y la gallina. Sin embargo a estas alturas parece evidente que la inercia de los programas y diseños educativos está haciendo a la educación formal cada día más inútil en términos de productividad de los estudiantes. Casi todo el mundo admite que la educación se aleja cada vez más de dar herramientas útiles para el mundo del trabajo y -para colmo- su masificación está produciendo una depreciación del valor de los títulos por un efecto inflacionario.

No es difícil ver este efecto. Desde que la educación secundaria se hizo obligatoria en Chile, la licencia de educación media ha perdido prácticamente todo su valor como credencial para encontrar un trabajo: como todo el mundo la tiene, no ofrece ninguna diferenciación y los que la poseen no saben nada útil para el mundo del trabajo

Por que la educación formal se está haciendo inútil
La razón de que la educación formal valga cada día menos tiene varias explicaciones como la masificación de las credenciales que ya mencioné y la dificultad de anticipar la clase de educación que será útil en un mundo cuya tecnología está cambiando más aceleradamente que nunca antes.

Pero existe otra razón que es -a mi modo de ver- la más importante de todas: resulta que los que hacen los diseños del sistema son los mismos que se pueden beneficiar o perjudicar con los cambios, es decir los profesores, burócratas y sindicalistas, entonces todos los cambios van en la dirección de privilegiar el interés de estos grupos, en lugar de el interés de los estudiantes.

La madre del cordero
Todos los cambios en la educación que se discuten, son para beneficiar a profesores o burócratas que se tomaron el sistema para su beneficio. El caso más escandaloso lo vemos en las universidades del estado, donde todo el diseño está hecho para el enriquecimiento de los directivos y profesores de planta, que se reparten el botín como buenos piratas. Eso explica que en Chile tenemos las universidades más caras del mundo en relación a sus costos reales de operación y a la vez los servicios educativos son mediocres, anticuados y en gran medida inútiles.

Y esa es la verdadera madre del cordero, todas las reformas que se han hecho en los últimos 30 años a la educación han sido para favorecer a profesores, directivos, burócratas, sindicalistas y sostenedores, que son los dueños de este gigantesco negocio creado por la educación "pública" y obligatoria.

Los que menos importan son los estudiantes, la educación es hoy a la medida de los profesores. Para los que estudian, ir a "educarse" es en gran medida un gasto inútil de tiempo y plata, lo mismo para los contribuyentes que financiamos toda esta locura, los únicos beneficiados son los operadores del sistema. Ese es el verdadero problema que nadie quiere enfrentar, y que explotará cuando una masa de inútiles que hoy se están "educando" salgan a buscar un trabajo..

11 Comments:

Anonymous pedro said...

no se diga mas:
Tomas al poder

13 de junio de 2017, 00:52

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Ahí si que me robo HASTA EL GATO
¡Saluti Pedro! jaja

13 de junio de 2017, 00:58

 
Anonymous Anónimo said...

Leí a un tal Gessler, en un ensayo sobre la invención del nacionalismo europeo - algo que no existía propiamente cuando los feudos y los reyes: las regiones y ciudades se reagrupaban según se casaban y aliaban y peleaban las casas reales y el Papa - y dice que la educación pública es para conformar empleos remplazables. Sustituíbles. Una incipiente burocracia estatal, empleados del comercio, alguna administración privada, la naciente industria, en fin, empleos que no fueran el fruto de los gremios de artesanos al estilo medieval, o de la educación de los monjes, sino un pack de conocimiento standar para que cualquier ciudadano calce en un grupo de empleos acá o allá, dentro del esquema moderno.
Eso no incluía lo universitario, que seguía reservado a los ricos.
Ergo, la pública es buena educación para standarizar conocimientos... pero no para diferenciar. Pero lograda ya la standarización - leer y escrbir y redactar, matemáticas básicas, nociones de civismo, historia nacional, geografía básica - y empieza el camino de la especialización, la educación pública ya no obtiene el brillante resultado alfabetizador que tuvo antes. Ulschmidt

13 de junio de 2017, 08:31

 
Blogger Jose Cornejo said...

Describiste como nadie el verdadero problema de la mal llamada "educacion publica", Salute por eso! Un botín para los piratas de la educacion, que ven de manera fariseistica la paja en el ojo ajeno, con una corruptocracia más empecinada en levantar muros que tender puentes, mas decidida a barrer con la clase media y mandarnos directo a la miseria.

13 de junio de 2017, 11:01

 
Anonymous Wilson said...

El problema clave,en mi opinion,en la educacion primaria y secundaria es el sindicato que defiende a los patanes inamovibles. Eso pone un bajisimo techo que, subvencionados y privados pueden perforar con poco esfuerzo. Asi unos se las tiran por derecho propio y los otros por falta de competencia. Entonces pasan programas obsoletos, o inutiles o ensayan"novedades" sin responsabilidad en ellas, pues a nadie le interesa nada que no sea mantener las peguitas y simular que estan dedicados a las altisimas funciones que pregonan. Mientras no se demuela el poder del sindicato,evaluando y seleccionando, el resto sera solo musica. T

13 de junio de 2017, 12:37

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Yo creo que nadie sabe lo que es una educación "de calidad" o una "buena" educación, la mayoría de las ideas sobre eso que circulan son opinología sin base, ni siquiera entienden el significado del concepto de calidad. En vista que resulta prácticmente imposible establecer un standard, han resuelto el asunto cambiando el foco, desde los intereses de los estudiantes hacia los intereses de los profesores, la educación hoy está diseñada para satisfacer a los profesores y los burócratas, en lugar de satisfacer las necesidades de los que estudian: cambió el cliente y ni los propios apoderados se dan cuenta de eso y aceptan mansamente una situación de estafa,

Ulschmidt, justamente, aoarte de leer, escribir y las 4 operaciones básicas es muy poco lo que la educación formal -así como está- puede entregar hoy en día. Son muchos años y mucha plata malgastados en mejorar la situación económica de los operadores del sistema, los únicos que ganan algo, los estudiantes... nada.

13 de junio de 2017, 12:47

 
Blogger Nervio said...

la tecnología va a barrer con los privilegios queramoslo o no. Al final no sera una política publica lo que cambie como se hacen las cosas.

13 de junio de 2017, 13:08

 
Blogger Frx said...

Buena exposición, sólo agregaría que muchos establecimientos son centros de lobotomización política, ni los particulares se salvan.

Nada que ver con lo anterior ¿pero de dónde salió la idea de los estacionamientos de pago en los malls?

13 de junio de 2017, 13:14

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Creo exactamente lo mismo, el cambio no puede venir de la política, pero ningún político pudo detener la desaparición de los coches de caballos y su reemplazo por autos, de la misma manera el cambio lo impondrá la tecnología, caiga quien caiga.

13 de junio de 2017, 13:16

 
Anonymous Anónimo said...

Lo que está pasando con Uber podría ser un buen anticipo del futuro de la educación tal como la conocemos: pese a poderosos grupos de interés, que además han tenido la legislación de su lado durante mucho tiempo, nada puede detener la fuerza de las preferencias.

Saludos,
El triministro.

13 de junio de 2017, 20:23

 
Blogger Tomas Bradanovic said...

Lo mismísimo pienso yo triministro ¿como te andaría la cartera de educación? Serías cuatriministro!

13 de junio de 2017, 20:34

 

Publicar un comentario

<< Home

Entradas antiguas Entradas nuevas